Reseña: Concierto en sol menor

by Alister Mairon
0 comment 7 minutes read
A+A-
Reset

Título de la obra: Concierto en sol menor
Autor: Laura S. Maquilón
Editorial: Crononauta
Año de edición: 2022
Extensión: 278 páginas
Encuadernación: Rústica con solapas
PVP: 16 €


¿Pueden dos criaturas diametralmente opuestas cooperar en pro de un objetivo compartido? De esta premisa surge la novela Concierto en sol menor. Una aventura espacial tierna y dolorosa escrita por Laura S. Maquilón y editada por Crononauta.

En un ejercicio de microhistoria, la autora parte de una realidad individual y pequeña para presentarnos un universo completo a través de los ojos (o percepciones) de sus tres protagonistas. Concierto en sol menor nos transporta a la estación espacial de Gran Futuro, lugar de paso y centro del mundo creado por Maquilón. Un amplio terreno conocido como Waraverse, nombre que tal vez algunos lectores fieles recuerden de otros relatos de su autora.

CONCIERTO EN SOL MENOR, UNA PROMESA DE FUTURO CONVERTIDA EN PRISIÓN

Concebida como una historia autoconclusiva, la novela nos sitúa en Gran Futuro, espacio presentado como punto de intercambio interespecie. Pudiera pensarse que gracias a esa naturaleza de intercambiador cultural, la estación espacial es un entorno abierto, adaptado a la diversidad de razas sapientes que habitan este universo. Sin embargo, esta idea queda desechada en cuanto conocemos al joven Dak-ho, huérfano de madre humana y padre kitani fugado del centro de menores que se ubica en los niveles inferiores de la estación espacial.

Por su condición de mestizo, Dak-ho ha sido tratado como escoria por los habitantes de Gran Futuro. Monstruo, bicho. Con esos apelativos se dirigen a él entre golpes e impunes vejaciones quienes contemplan su apariencia insectoide. Tanto dentro como fuera del centro de menores, pues el lugar que debía darle amparo es para el joven una prisión en el infierno.

Y es que, en el fondo, la apariencia beatífica de Gran Futuro es solo una máscara. Un vestido elegante para ocultar la cruel realidad de que la estación espacial no deja de ser una cárcel. Para Dak-ho y los desamparados de los niveles inferiores, dispuestos a matar y robar para sobrevivir. Pero también para criaturas como Xenia, seres demasiado poderosos para ser retenidos con cadenas. Y, sin embargo, convertidos en mercancía.

La insignificancia de Dak-ho contrasta con la magnificencia de Xenia. Ella es una ekinospa, un sapiente vegetal que los habitantes del Waraverse usan como nave biológica en sus desplazamientos. Pero a diferencia de sus compañeras, Xenia no solo es un medio de transporte sintiente. Es una criatura única debido a las mutaciones que provocaron en sus matrices el haber nacido en un agujero de gusano. Y es esa diferencia lo que la convierte en una esclava, mutilada y explotada para deleite de los mejores bolsillos de Gran Futuro.

Concierto en sol menor

HUIR PARA ENCONTRARSE A UNO MISMO

Cuando su camino se cruza con el de Dak-ho, el choque es tierno y brutal. El mestizo desea huir a toda costa, escapar sin que lo atrapen. Pero para Xenia la ira y la sed de venganza es más intensa que cualquier miedo al cautiverio que pueda sentir. Con todo, la pulsión que empuja a ambos es la misma: dejar atrás Gran Futuro y librarse de sus respectivas cadenas para poder vivir, por fin, de manera libre. Y, con ese objetivo en mente, forjan la alianza que les ayudará a abandonar la estación espacial en busca de su libertad. Es en ese encuentro, en ese vínculo, donde iniciamos el viaje que propone Concierto en sol menor.

A su periplo se unirá, de manera accidental, Alisha Cambar. La mujer, doctora en Gran Futuro, escapa sin pretenderlo de una vida que la supera. Como madre, se siente obligada a hacer lo que sea para cumplir con las expectativas que la sociedad ha puesto en ella. Compaginar su trabajo con la crianza, estar siempre dispuesta, no desfallecer. Unas obligaciones que la constriñen hasta consumirla. Curiosamente, esa prisión intangible es lo que acabará por hacer de Alisha la tercera voz de esta historia.

Que nadie espere sin embargo grandes viajes en Concierto en sol menor. Pues, al tratarse de una obra breve, Laura S. Maquilón ha centrado la narrativa más en sus personajes que en el entorno o la acción. Y si bien cuenta con huidas y persecuciones que mantienen al lector en vilo, estas escenas nunca dominan por entero la narración. Pero que esta apariencia de sosiego no nos lleve a engaño. Pues el gran viaje de esta historia tiene lugar en el interior de su trío protagonista.

LA IMPORTANCIA DE LA VOZ Y DE DAR VOZ

Parte de esta introspección es debida al tipo de narrador utilizado por la autora, pues toda la novela se desgrana a través de las voces alternas de sus tres protagonista. Con intromisiones, eso sí, de algún que otro personaje clave. Estar en sus cabezas, oyéndoles en primera persona, nos sentimos próximos a Dak-ho, Xenia o Alisha, pues cada lector sentirá por naturaleza una afinidad más pura con uno de ellos. A fin de cuentas, todo el mundo ha arrastrado cadenas en esta vida.

La otra característica que hace especial a Concierto en sol menor es el uso natural y generalizado de la tercera persona en neutro. Este modo de narrar historias, ya visto en otras novelas publicadas por Crononauta, rechaza en el Waraverse la idea del binarismo como norma. Ninguna de las especies o personajes que aparecen en la historia cuestionan o se sorprenden ante este hecho, normalizado en el universo de Maquilón. Y eso permite que sean los propios personajes quienes decidan por sí mismos adscribirse (o no) a un género determinado.

Laura S. Maquilón

Sorprende el contraste entre una sociedad tan abierta para con la libertad de nominarse sin etiquetas previas con la cantidad de prejuicios sociales y raciales que pueblan las páginas de esta novela. En parte, esa es la magia de Concierto en sol menor. Mostrarnos que incluso en sociedades que han avanzado hasta dejar atrás los prejuicios que ahora padecemos pueden tener lugar actos de opresión y de violencia. Juzgar la otredad es demasiado sencillo para que nos resistamos a ello aún cuando, como demuestra esta historia, solo abrazando al diferente logramos alcanzar las estrellas.

Así pues, Concierto en sol menor es una historia breve pero con varias lecturas. Una aventura tierna a la par que trágica que nos advierte sobre el dolor que causan los prejuicios. Y también un viaje introspectivo que, espero, sirva de puerta de entrada a más de un lector curioso al Waraverse. Porque Laura S. Maquilón tal vez no sea una ekinospa como Xenia, pero sin duda posee la capacidad de transportarnos a otros mundos y de albergar universos enteros en su mente.


Si disfrutas de Windumanoth, te invitamos a valorar el apoyarnos en Patreon, puedes hacerlo desde tan solo 1 € al mes. Echa un vistazo a nuestras recompensas y considera unirte al grupo de amigos que hacen posible que este proyecto exista.

Become a Patron!

También te puede interesar

Leave a Comment

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Windumanoth
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Acepto la política de privacidad *

Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Windumanoth estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.