Entrevista a Núria Solanellas

by Alister Mairon
0 comment 6 minutes read
A+A-
Reset

¿Quién es Núria Solanellas Juncosa y qué le hizo empezar a escribir?

¿Quién? ¿La auténtica o la copia? Creo que la original holgazanea mientras yo realizo todo el trabajo, aunque solo son conjeturas. Mi objetivo es que algún día yo también pueda poseer mi propia copia para poder relajarme como la auténtica.
Bromas aparte (me ha hecho gracia la pregunta en tercera persona), soy farmacéutica y llevo toda la vida buscando un medio para poder desarrollar mi creatividad. He coqueteado con muchas disciplinas: guion de cine, manga, ilustración, escenografía, pintura, toy art, lomografía… Y hace tres años se me ocurrió probar con la escritura.

Tu relato publicado en Windumanoth, «Impronta», trata sobre una IA y la evolución de su relación con el humano que la adquirió. ¿Cómo se te ocurrió la idea? ¿Qué buscabas transmitir?

Quería escribir un cuento de robots como parejas sentimentales. Son realmente prácticos, si la relación no funciona se podrían apagar como la Roomba y guardar en un armario. Estaba conduciendo con esa idea fraguándose en mi cabeza, cuando saltó una canción de Lori Meyers en el Spotify, El tiempo pasará, y entonces se me ocurrió enfocar el relato desde el punto de vista de la IA. Detuve el coche y escribí las primeras líneas en el móvil.

Núria Solanellas

Núria Solanellas Juncosa

Con esta historia quería explorar la evolución de una IA mediante el descubrimiento de sus propios deseos y la toma de decisiones diferentes para las que ha sido programada. También, pretendía abrir un poco el debate: si creamos droides con sentimientos que se asemejan a los humanos y los humanos los consideran un aparato, ¿cómo se sentirán ellos?

¿Esta ha sido tu primera incursión en la literatura de género? ¿Es una excepción en tu carrera o tienes planes de seguir escribiendo fantasía, ci-fi o terror?

No es premeditado, solo se me ocurren historias de ci-fi y, mientras mi mente revolotee por estos mundos, seguiré por este camino. La ciencia ficción es tan versátil como la ginebra, combina con todo, se puede mezclar con cualquier otro género: aventuras, misterio, humor, romance… A mí me encanta introducir vivencias cotidianas, con las que el lector pueda empatizar, en futuros especulativos.

¿Qué otras obras de  Núria Solanellas Juncosa podemos encontrar en el mercado? ¿Y en proyecto?

Estos son mis primeros pasos, así que de momento solo tengo un par de relatos más. Empecé hace poco y no soy muy prolífica porque le dedico mucho tiempo a cada texto, aunque he tenido la suerte de que los últimos tres cuentos que he escrito, se van a publicar.

El primer relato,  Extraordinaria Ignorancia, es el ganador de Alucinadas V, la antología de ciencia ficción escrita por mujeres. Aquí encontraréis una alocada space opera con un punto distópico, grandes dosis de humor y elucubraciones sobre el amor eterno.

El segundo, ¿Dónde está todo el mundo?, saldrá en breve dentro de III Premio Ripley. Un relato que arranca con la Paradoja de Fermi y la gran pregunta: si se calcula que en el universo observable la vida debería ser abundante, ¿por qué todavía no hemos contactado con nadie? Un cóctel de alienígenas y humor.

En cuanto a mi proyecto actual, estoy con el proceso de reescritura de mi novela, Cuando estemos obsoletos. Una historia con la ciencia ficción genética como eje, con pinceladas de humor y un poco de amor. Me gustaría que esta obra viera la luz como ranobe, un formato japonés que incluye ilustraciones manga. Aunque se acepta ser publicada desnuda, sin dibujos que la vistan, por si alguna editorial le interesa.

En los últimos años hemos podido ver el nombre de Núria Solanellas en dos antologías. ¿Querrías explicarnos lo que ha supuesto para ti esta experiencia?

Ganar Alucinadas V fue totalmente inesperado, era el segundo relato que escribía en mi vida y la primera vez que participaba en un premio de ese calibre. Tuve un flechazo al ver la convocatoria en Twitter y empecé a escribir, pensando que nadie lo iba a leer y sin ningún tipo de autocensura. La primera publicación es una mezcla de euforia y vergüenza; quieres que todo el mundo te lea, pero en parte te sientes vulnerable, es como si hubieras dado acceso para que hurguen en tu cerebro.

Después de ganar Alucinadas entré en un periodo de: «¿Y si soy autora de un solo éxito y no soy capaz de escribir nada bueno a partir de ahora?»

Esperé al Ripley, paciente, sin escribir nada hasta que anunciaron convocatoria. Era un premio al que le había echado el ojo porque había estado un par de años formándome en Portal del Escritor y siempre había deseado participar. Con este aprendí que un buen relato puede surgir tanto de un brote de inspiración como del esfuerzo y trabajo.

Impronta, en cambio, fue fruto de la inspiración y también hubo flechazo. Windumanoth anunció convocatoria el día que lo terminé. No esperaba ser seleccionada, «no se van a atrever con el relato de Justin Bieber», pensé; así es como yo lo llamo. Pero sí, os habéis atrevido.

Lo que estos premios me han aportado es el reconocimiento de mi trabajo. Me han permitido conocer a otras escritoras de género, participar en el festival Celsius como autora y mi primer “firmódromo” (esta palabra me encantó, es el espacio donde firman los autores y me tocó junto a Brandon Sanderson. Él estaba en otra mesa, por supuesto, pero es un lujo estrenarse así).

¿Nos recomiendas un libro de género?

Un clásico, Guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams. Una space opera hilarante con una frescura que sigue vigente hoy en día. Lo recomiendo para todos aquellos que quieran leer/escribir buenos diálogos.

Leave a Comment

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Windumanoth
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Acepto la política de privacidad *

Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Windumanoth estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.