La Maldición de Hill House, terror inspirado en una historia real

by Jaume Vicent
3 comments 7 minutes read
A+A-
Reset

El terror nos engancha. Es muy fácil engancharse al cine y la literatura de terror, todos somos morbosos por naturaleza y nos gusta estar tan cerca de la muerte. Está comprobado científicamente que ver películas y series de terror es bueno para tu salud.

Disfrutamos del terror porque nos permite acercarnos a la muerte y a los monstruos, sin sentir en nuestras carnes el dolor. Al fin y al cabo, sabemos que estamos frente a una obra de ficción. Nadie cree en espíritus y fantasmas… ¿O sí?

La Maldición de Hill House, obra maestra de la fenomenal escritora Shirley Jackson, se ha convertido en una de las series de la temporada en Netflix. Incluso los no aficionados al terror, han caído rendidos a sus pies. Flanagan ha sabido hilar una historia de terror como nadie.

La maldición de Hill House

¿Y si te dijera que la novela de Shirley Jackson se inspiró en hechos reales? Es normal que el escéptico que todos llevamos dentro se niegue a aceptar semejante majadería, pero La Maldición de Hill House no es la única novela paranormal inspirada en hechos reales.

EL TERROR BASADO EN HECHOS REALES

Películas y novelas tan famosas como El Exorcista, Halloween, La Matanza de Texas, Terror en Amityville o Expediente Warren, están basadas en hechos reales. Es cierto que esos hechos han sido dramatizados y exagerados, pero todas estas obras han sido basadas en algo que sucedió.

Incluso la inmortal obra de Stephen King, El Resplandor, está basada en una experiencia paranormal que el propio King sufrió en el Hotel Stanley de Colorado durante un retiro.

La Maldición de Hill House está basada en varios casos de casas encantadas reales y en algunas experiencias personales que vivió la propia Shirley Jackson.

CASAS FAMOSAS

A bote pronto, podemos pensar que la casa en la serie y en la novela, está vagamente inspirada en la famosa mansión Winchester. Esta mansión, se supone que está encantada por los espíritus de todos los que murieron a manos de los rifles Winchester. Su dueña, aterrorizada por las apariciones, nunca dejó de construir la casa y esta se convirtió en un laberinto. A día de hoy, los visitantes siguen perdiéndose y aseguran ver espíritus.

La mansión Winchester

La mansión Winchester

La mansión Winchester no solo tiene su propia adaptación cinematográfica. Stephen King, quien desde los años 80 estuvo en contacto con Spielberg para rodar una adaptación de Hill House, escribió un guión para televisión titulado Rose Red. En esta miniserie, King mezcla los hechos de la novela de Jackson con la famosa mansión Winchester.

DEMONIOS INTERIORES

Pero si algo diferencia la obra de Jackson de todas las demás, es que la autora se sirvió de sus propios miedos para escribir La Maldición de Hill House.

Joe Hill, el hijo de Stephen King, dijo en una entrevista para The Guardian: «Los espectros más terribles están dentro de nuestras cabezas, tras la puerta del subconsciente, esperando a que se abra para poder salir y hundir sus gélidas garras en ti. En La Maldición de Hill House, la casa juega con la mente de los personajes como el gato con un ratón; con una crueldad fascinada y alegre. No hay nada más aterrador que ser traicionado por tus propios sentidos y por tu mente».

Shirley Jackson se inspiró en sus peores miedos, como el miedo a la oscuridad, o la soledad y los combinó con leyendas más o menos famosas de fantasmas.

CASAS ENCANTADAS REALES

Shirley Jackson era aficionada a los diarios personales —gracias a ellos podemos conocer muchos pormenores de su vida—. En uno escribió sobre uno de los lugares que la inspiraron para escribir La Maldición de Hill House.

Era una torre de apartamentos de Nueva York. Sobre ella dijo:

«Mi esposo y yo […] estábamos en el tren que se detiene brevemente en la estación de la calle 125, y justo fuera de la estación, tenebroso y horrible en el crepúsculo, vi un edificio tan desagradable que no podía dejar de mirar. Era alto y negro. Y lo miré cuando el tren comenzó a moverse de nuevo, se desvaneció y desapareció… Desde ese momento en adelante me arruiné por completo las vacaciones al temer el momento en que tendríamos que tomar el tren de regreso y pasar por delante de ese edificio otra vez… Después, cuando llegamos a casa, aún me molestaba, empañando todos mis recuerdos de lo que fue una agradable visita a la ciudad.

Al final escribí a un amigo de la universidad de Columbia y le pedí que localizara el edificio y descubriera, si podía, por qué parecía tan aterrador.

Cuando obtuve su respuesta me encontré con un elemento importante para The Haunting of Hill House. Me dijo que tuvo problemas para encontrar el edificio, pues solo se podía ver desde ese punto particular de la estación de la calle 125; desde cualquier otro ángulo no era reconocible como edificio en absoluto. Unos siete meses antes, se había quemado casi por completo en un incendio desastroso que mató a nueve personas. Lo que quedaba del edificio, de los otros tres lados, era solo un cascarón. Los niños del barrio decían que estaba embrujado.»

OTRAS INSPIRACIONES DE SHIRLEY JACKSON

Según Publishers Weekly, An Adventure, un relato sobre dos mujeres británicas que experimentan una especie de viaje astral hacia el pasado, mientras visitan el Petit Trianon en Versalles, fue una de sus mayores inspiraciones. En él se dice que se les aparecieron los fantasmas de los antiguos habitantes del palacio.

También se inspiró en los relatos de poltergeists recopilados por el investigador psíquico Nandor Fodor entre otros.

Lo que es innegable es que Jackson tenía una enorme fascinación por los elementos sobrenaturales y se dice que coleccionaba libros de brujería reales, que también ayudaron a escribir su novela.

CURIOSIDADES Y CASUALIDADES

Shirley Jackson tuvo una vida complicada. Su marido la ignoraba, siempre encerrada en casa y aislada de sus vecinos y su madre tampoco la trató mucho mejor. Era abusiva y solía reírse de ella.

En ella misma basa el personaje protagonista de La Maldición de Hill House, Eleanor Vance —Nelly—, como también otros personajes como los de Siempre Vivimos en un Castillo. La soledad y el aislamiento eran temas recurrentes en sus novelas.

Para cerrar este artículo con un broche curioso, añadiré una anécdota del rodaje de la primera adaptación cinematográfica de la novela de 1963. La película fue rodada en el Hotel Ettington Parke, cuyos trabajadores afirmaban que estaba embrujado. El hotel, construido a mediados de 1800, parece ser foco de sucesos paranormales; objetos que se mueven solos, ruidos extraños en las habitaciones que parecen no venir de ningún lugar y, durante la grabación de la película, muchos miembros del equipo afirmaban sentirse vigilados.

Ahora que sabes todo esto, ¿no te apetece ver la serie? O leer la novela. A mí desde luego sí.

Hill House

También te puede interesar

3 comments

Mar Pisa 5 diciembre 2018 - 12:41

Ya me habían recomendado esta serie y la tengo apuntada desde entonces para verla en cuanto pueda. Pero ahora le tengo incluso más ganas.
Aún así, creo que haré esperar a la seerie para poder leer el libro antes.

Nos vamos leyendo.

Reply
Jaume Vicent 5 diciembre 2018 - 12:46

Seguro que te gustará —ambos: libro y serie—. Aunque no la hagas esperar mucho, que ya han comentarios de que van a hacer segunda temporada…

Reply
Martin Rodriguez 6 diciembre 2018 - 14:53

Excelente nota !!
Y la serie aún mejor.
Desconocía estos detalles.
Gracias por compartirlos.

Reply

Leave a Comment

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Windumanoth
Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se comunican datos a terceros
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Acepto la política de privacidad *

Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Windumanoth estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.